Yo soy miembro de:

sábado, 21 de junio de 2014

BAJO LA MISMA ESTRELLA



Vuelvo a aclarar: voy a separar esta reseña en cuatro puntos: «de qué se trata», «opinión personal», «nota» y «conclusión final». Sólo «opinión personal» tiene spoilers; el resto pueden leerlo sin problemas si no leyeron ya el libro. Están avisados!

GÉNERO: Romance, Drama.

AUTOR: John Green.

PERSONAJE FAVORITO: Augustus.

PERSONAJE ODIADO: Monica, Peter.

DE QUÉ SE TRATA:
Hazel es una chica de dieciséis años que tiene cáncer de pulmón. Es terminal y por eso vive en su casa, leyendo y siendo atendida por su madre. Pero la visita a un grupo de apoyo le hace conocer a Augustus Waters, otro joven vencedor del cáncer con quien empezará un romance. Apasionados de la lectura y con diferentes puntos de vista sobre la vida, ambos formarán un lazo que les servirá de consuelo en este último tramo de sus vidas…

OPINIÓN PERSONAL:
Tardé mucho en leer este libro y es por eso que Facebook sirvió de fuente masiva de spoilers sobre este libro. Así que, antes de leerlo, ya sabía que era sobre dos jóvenes con cáncer y que el chico se muere antes de la chica. O sea… sin sorpresas. ¿Por qué lo leí, cuando no es una lectura a la que estoy acostumbrada ni prefiera? Porque a) mucha gente habla bien de este libro y b) la semana que viene sale la película aquí en Argentina y quiero verla.
El libro es fresco y de fácil lectura, aunque no pude apreciar esto último demasiado porque leerlo me frustraba un poco. El autor tiene una manera distinta de narrar a la que estoy acostumbrada, tal vez un poco más caótica, pero que daban el pie a sentir que estabas escuchando la voz interna de la protagonista. Por otro lado, creo que estaba mal traducida y mal corregida, lo que aumenta las frustraciones cuando se está intentando reconstruir en tu mente un texto que tal vez carece de comas y puntos o estos están mal puestos.
De una manera y otra, es de muy fácil lectura y corto, por lo cual se me hizo muy rápido leerlo. Con sólo 250 págs, no lo empecé hace mucho.
Vamos con los puntos positivos: la historia es cruda, realista e interesante. Diferente también. Con tanta literatura YA dando vueltas donde los protagonistas son maravillosos y súper-poderosos, fue un aire nuevo ver a jóvenes que tienen que luchar contra una enfermedad que le puede tocar a cualquiera: el cáncer. Es una historia de lucha y vida, y es lo que más rescato de esto. Los personajes son interesantes, sus vivencias creíbles y se nota que el autor investigó sobre el asunto antes de escribir el libro.
Vamos con lo negativo: los personajes me parecieron algo contradictorios. Por momentos se los muestra como personas muy maduras que hablan de manera filosófica y metafísica, lo que llevaría a pensar que son prematuros para su edad; y por otro lado tienen actitudes que contradicen este aspecto “maduro”. No me malinterpreten: la gente real está llena de contradicciones, y en realidad esto aportaría más realismo al libro. Pero por momentos siento como que estas contradicciones son demasiados extremistas para ser reales. O al menos me da esa impresión a mí.
Por otro lado, no sentí el amor de Hazel y Gus. Es decir, no sentí su crecimiento. Atracción al principio, para pasar a ser el mayor amor de toda tu vida al siguiente. No sentí que quemaran etapas. No me quejo demasiado: la mayoría de los amores adolescentes de ahora en la literatura son súper-vacíos: es súper-atractivo, me guiña un ojo, ya estoy dispuesto a dar mi vida por él/ella. Mmm… no. Hazel y Gus tienen un poco más de profundidad: hay atracción, entablan conversaciones donde se conocen el uno al otro, se ayudan, se coquetean, se niegan… y finalmente su gran momento llega casi como una especie de apuro y “bueno, ya que”. Pasaron de 10 km/h a 100 en unas pocas págs. No sé cómo decirlo. Me pareció que el amor estaba, pero no sentí que pasaran por demasiadas etapas para llegar al “te amo”.
Sentí que me faltaron cosas. Como la comprensión de Hazel de entender que su necesidad de saber qué sucede con la madre de Anna es saber qué va a pasar con sus padres una vez que muera. A la mitad del libro queda como una obviedad para el lector, luego parece que Hazel misma va a darse cuenta, pero nunca llega a ese análisis por sí misma, al menos no de manera abierta. También la “carta despedida” de Gus. No hay resolución de la gran historia que tenía preparada para Hazel, no se siente como gran despedida para tan grandioso personaje, y me supo a poco. Y luego está ese final… por un lado, me lo veía venir. Creí que Hazel tendría un final como el de Anna en el libro, que deja de hablar porque da a entender que se muere. Pero no sentí que ese fuera el final de Hazel que aparentemente el libro quiso dar a entender. O entendí mal el final del libro o la “frase-muerte” de Hazel simplemente… no me llegó. Dice algo significativo pero… no me llegó.
A pesar de todo, es una historia muy linda, donde reí y lloré por iguales cuotas. Tal vez no es, para mí, una historia para mi biblioteca, pero sí una que me alegra haber leído.

NOTA: 8 (ocho)

CONCLUSIÓN FINAL:
Reirás, llorarás (mucho) y te emocionarás con esta novela corta, rápida y realista. Muy recomendable!

No hay comentarios: