Yo soy miembro de:

lunes, 10 de noviembre de 2014

SAGA ALAS: ALAS (1/4)

Vuelvo a aclarar: voy a separar esta reseña en cuatro puntos: «de qué se trata», «opinión personal», «nota» y «conclusión final». Sólo «opinión personal» tiene spoilers; el resto pueden leerlo sin problemas si no leyeron ya el libro. Están avisados!

GÉNERO: Fantasía, Romance.

AUTOR: Aprilynne Pike.

PERSONAJE FAVORITO: Chelsea, Tamani.

PERSONAJE ODIADO: -

DE QUÉ SE TRATA:
Laurel es una chica un tanto particular: ha sido educada en casa, sólo come frutas y vegetales y nunca se lastima. Pero cuando se muda a la ciudad con sus padres, Laurel tiene que ajustarse a la vida de la escuela secundaria y los amigos. Como si eso fuera poco, en la espalda comienzan a crecerle alas…
Así, Laurel comenzará una aventura que la guiará hacia la revelación sobre su identidad, su pasado y la pondrá entre dos amores.

OPINIÓN PERSONAL:
Las hadas no son mis criaturas míticas preferidas y este libro se veía muy rosa desde su portada hasta todo su contenido. Además, escuché horribles críticas sobre él. ¿Por qué lo leí entonces? Por sus escasas 200 págs. Estoy en la onda de leer las novelas más cortas que encuentre para así sacarme libros YA de encima rápido y por el momento viene funcionando.
El libro, en cambio, fue una sorpresa. Aunque al principio me costó digerir la narrativa ­–la manera de escribir de Pike era muy novata y poco profesional-, con las páginas la redacción va evolucionando y ya no resulta tan desagradable. Por otro lado, aunque la historia es un tanto rosa, no la hace por ello menospreciada.
Ojo, tampoco es una obra maestra ni mucho menos. Pero pensé que iba a llevarme un fiasco y tampoco fue para tanto.
Dentro de las cosas que me gustaron estuvieron:
a)      La idea extraña de que las hadas son árboles: las alas que le crecen a Laurel no son como cualquiera de nosotros nos podríamos imaginar –yo me hice a la idea de que serían como las de los insectos-, sino que son como pétalos de flores. Y eso es porque Laurel es en realidad una flor. Se concibió mediante una polinización, nació de un brote y sobrevive gracias a todas las funciones de un árbol como ser savia, sol, azúcar, dióxido de carbono y demás. En esta historia, las hadas no son tanto criaturas míticas sino árboles muy evolucionados y ese fue un giro raro e inesperado. Pueden hacer magia, pero también están muy limitados a sus funciones, por lo que Laurel, como hada del otoño, no es ni siquiera de la raza más poderosa. Y –por fin, una historia donde la protagonista es la mejor- eso fue algo agradable.
b)      El triángulo amoroso: no disfruto de los triángulos amorosos y para engancharme con uno tiene que estar MUY BIEN armado. Eso quiere decir que no pueda verse de entrada con qué chico la protagonista se va a quedar y que ambos tengan características que a la misma lectora le hagan dudar sobre con quién se quedarían ella. La mayoría de las novelas fallan estrepitosamente en esto, pero Pike lo hace bien: ambos muchachos, David y Tamani son opuestos, ambos quieren a Laurel por sus propios motivos y en sus propias maneras, ambos son buenos para ella y los dos tienen sus características bien fabricadas y atractivas. No sé con quién eligirá quedarse Laurel y tampoco lo sabría yo de tener que elegir, así que es un punto a favor.
c)      La ciencia: antes de que Laurel sepa que es un árbol/hada, va investigando todas las cosas extrañas de su vida de manera científica-biológica. Eso es gracias a David. Ese fue un buen movimiento porque la mayoría de los libros YA basan los sucesos en la magia y no se gastan en buscarle una explicación científica, por más que sea Biología 101. Así que fue un aire renovador ver que, por más simples que eran los abordajes científicos, al menos los tiene.
d)     La protagonista: aunque el personaje de Laurel no es de mi sumo agrado –demasiado insegura, muy quiero-ser-normal-, me agrada que no se la haya pintado como la heroína súper-poderosa. No se caracteriza por ser muy inteligente ni mega especial –excepto para los dos chicos enamorados-. Lo único que se hace hincapié es en que es bonita, pero no es algo que se utilice como un recurso.
Y ahora, las cosas que me molestaron:
a)      Redacción: muy light. Falla por partes. Inocente y no de gran maestría.
b)      La organización de las hadas: que las de invierno sean las más poderosas de todas y las de primavera y verano no carece de mucho sentido. Si son hadas emparentadas a la naturaleza y los árboles, no hay que ser muy sabio de que en otoño e invierno tanto plantas como árboles sufren la caída de sus hojas y mueren. La primavera es particular por el renacimiento de las flores: cómo es que eso hace a las hadas las más débiles de todas? No tiene mucho sentido.
c)      No tiene gran aventura excepto cuando David y Laurel investigan, así que no es mucho.




CONCLUSIÓN FINAL:

Una novela rosa, pero no por eso mala. No creo que vaya a leer el segundo, pero podría. Una novela para pasar el rato, no para la estantería de la biblioteca.   

No hay comentarios: