Yo soy miembro de:

domingo, 3 de agosto de 2014

SAGA THE BLACKCOAT REBELLION: PAWN* (1/??)



Vuelvo a aclarar: voy a separar esta reseña en cuatro puntos: «de qué se trata», «opinión personal», «nota» y «conclusión final». Sólo «opinión personal» tiene spoilers; el resto pueden leerlo sin problemas si no leyeron ya el libro. Están avisados!

GÉNERO: Distopia, Aventuras, Romance.

AUTOR: Aimee Carter.

PERSONAJE FAVORITO: Greyson, Benjy.

PERSONAJE ODIADO: Daxton, Augusta, Lila.

DE QUÉ SE TRATA:
En esta sociedad futurista, las personas tienen que pasar por un examen de actitud intelectual para ser calificados con un número que determinará su futuro: trabajo, posición social, beneficios. Sacar un IV sería lo mínimo que necesita nadie para tener una buena vida, pero cuando Kitty saca un III, su vida se transforma en una maldición. Su única posibilidad es aceptar el trato que le ofrece el Primer Ministro, que le promete un VII a cambio de sus servicios. Kitty está tan desesperada que ni lo piensa. Pero a partir de ese momento su vida se transforma en un infierno… y gente comienza a morir.

OPINIÓN PERSONAL:
Si hay algo que me trastorna de estos libros es que ponen a una protagonista que se vienen repitiendo en todas las distopias y ya no sólo aburre, sino que saca de quicio.
1)      Se trata a la protagonista de inteligente, más que la mayoría, pero se le pasan todos los trenes. Ya lo vimos con Katniss en Los Juegos del Hambre, Tris en Divergente o Thomas en Maza Runner, además de otras. En muy pocas distopias el protagonista está a la altura de la inteligencia que le atribuye el autor u otros personajes. La mayoría de las veces, hasta los lectores, que tienen menos información, sacan las conclusiones correctas antes que el protagonista por como… ¡medio libro antes! Por qué hay esta necesidad de hacer un protagonista inteligente si después no lo puede demostrar en las páginas?
2)      Los protagonistas se encuentran en medio de una revolución que no planearon y, de alguna manera, por más que intentaron resistirse, se vuelven el centro y guía de todo el proceso. O sea… si no quieren saber nada con una revolución, por qué demonios el resto del personaje los sigue a ellos? No sería mejor seguir a alguien que quisiera luchar por la libertad y la vida y contra el gobierno corrupto? Por qué poner a un protagonista que se achica de miedo e incertidumbre en vez de alguien que más decidido y consciente de las pesadumbres de su pueblo? Herirá eso a la trama?
3)      El protagonista que no quiere ser el centro ni formar parte de la revolución. O sea… generalmente es alguien de bajos recursos que sabe las penurias que pasa el pueblo y que internamente lucha contra el maldito gobierno autoritario que hay que derrocar. Pero cuando le ponen un poco de responsabilidad encima, no la quieren. Prefieren decir: “no, dejemos las cosas como están”. Sí, obviamente, hay un miedo natural a que las cosas salgan mal y que la gente que se ama termine muerta. Pero las cosas ya están mal y la gente se muere. Y, de todas maneras, ya metidos hasta la cintura en el problema, en vez de seguir protestando, no es mejor simplemente alzar la cabeza y aguantártela? No sé. Es, supongo, lo que haría yo o lo que esperaría ver en un líder de una revolución, que siempre recaen en chicos de dieciséis o diecisiete años inexplicablemente.

Bien, ahora que me desquité, volvamos al libro. Además de tener los detalles enumerados arriba, la historia está bien. Es entretenida, no está mal escrita y hay personajes grises e interesantes. Muchas veces no se sabe dónde está la lealtad de cada uno y eso está bueno. Pero la idea de una revolución está pobremente tratada, centrándose más que nada en el infierno por el que pasa Kitty cuando la hacen Lila.
El romance es casi inexistente, porque si la autora intenta que haya un triángulo amoroso entre Benjy-Kitty-Knox, falla estrepitosamente. Si hay tensión sexual entre Kitty y Knox, es esporádica y poco interesante. El amor entre Benjy y Kitty es más real y lo único que realmente se puede salvar de este tema a lo largo del libro.
Hay situaciones simplemente muy estúpidas, como toda la “pelea” que lleva a la muerte de Augusta y la situación del envenenamiento de Daxton. Por lo de Augusta me refiero a cómo nadie hace nada hasta llegar a la muerte de la mujer. Confuso como todos llegaron ahí y no hicieron nada. Y lo de Daxton el cómo Kitty está decidida, indecisa y decidida de nuevo en cinco minutos, todo para arruinarlo todo. O sea… what?
También hay relaciones mal trabajadas. La amistad entre Kitty y Greyson parece crecer mucho “fuera de cámara”, pero al no verla, no puede apreciarse y eso quita muchísimos puntos cuando Kitty, que se pasó todo el libro priorizando mantenerse con vida, de pronto está más que dispuesta a sacrificarse por él.
De igual manera, tiene algunos giros bastante interesantes e inesperados, lo que hace que suba bastante el puntaje. Pero al género no aporta demasiado.
Ah, y otra cosa. Que Kitty estuviera dispuesta a prostituirse a cambio de otro tipo de trabajo sólo para estar con Benjy no sé si habla de los pocos valores morales que tiene, la poca autopreservación que tiene hacia sí misma o su enorme estupidez. Porque no sé en qué cabeza cabe que prostituirse puede ser mejor que limpiar drenajes.

NOTA: 7 (siete)

CONCLUSIÓN FINAL:
Libro entretenido, soportable y con giros interesantes, pero que no reluce en el género de la distopia de jóvenes adolescentes revolucionarios. 

*Aclaración: Pawn significa Peón.

2 comentarios:

Daniela Paola dijo...

Hola. Te he nominado a un Best Blog. Espero que puedas pasarte. Saludos. http://escritorasdemundos.blogspot.mx/2014/08/best-blog-1-lobo-himalayo.html

stargirl :) dijo...

Hola, veo que su blog tiene de todo como el mío, me gustaría afiliar :)
Mi blog es http://magisparadise.blogspot.com.ar

Cualquier cosa avísenme *0*
Besos!