Yo soy miembro de:

sábado, 19 de abril de 2014

SAGA TRONO DE CRISTAL: CORONA DE MEDIANOCHE (2/6??)



Vuelvo a aclarar: voy a separar esta reseña en cuatro puntos: «de qué se trata», «opinión personal», «nota» y «conclusión final». Sólo «opinión personal» tiene spoilers; el resto pueden leerlo sin problemas si no leyeron ya el libro. Están avisados!

GÉNERO: Aventuras, Fantasía, Romance.

AUTOR: Sarah J. Maas

PERSONAJE FAVORITO: Chaol, Celaena.

PERSONAJE ODIADO: -

DE QUÉ SE TRATA:
Después de haber sido coronada Campeona del Rey, Celaena se encuentra entre la espada y la pared: para obtener su tan ansiada libertad, tiene que cumplir los encargos de la persona que odio más en el mundo, el rey.
Pero no se rendirá tan fácil. Mientras encuentra su propia manera de lidiar con su trabajo, sus acciones la llevarán a distanciarse de algunas personas muy queridas y acercarse a otras… impensadas.
Cuando los peligros de una magia oculta vuelven a salir a flote y la información sobre los rebeldes que quieren destronar al tirano rey se encuentran en sus manos, Celaena podría perder todo lo que ha llegado a amar…

OPINIÓN PERSONAL:
A pesar de querer empezar este libro enseguida terminé el primero, me resistí para poder leer otros y pasó un montón de tiempo hasta que por fin lo volví a tomar. Es que entre mis objetivos está leer todas las sagas que pueda, priorizando el primer volumen y dejando, en caso de que me guste, las secuelas para después. Así fue con Trono de Cristal, hasta que preferí reservar un día para las segundas y terceras partes de sagas como ésta, Hija de Humo y Hueso y Legend.
Me enganché enseguida, como el primer volumen, y lo terminé en nada menos que tres días —a pesar de tener cerca de 500 págs—.  No sólo me absorbió, sino que conté justo estos tres días con mucho tiempo libre para dedicarme a la lectura.
La historia nos ubica en el mismo reino que ya conocemos, aunque esta vez se amplía a las calles de la ciudad —cosa que en el volumen anterior no podía mostrarnos porque éramos prisioneros con Celaena del castillo de cristal—. Vuelven los pasadizos secretos y el final nos deja abiertos para conocer nuevos territorios.
Hay acción —mucha y muy excitante, ya que vemos a Celaena en su plena potencia cuando Chaol es secuestrado—, misterio y muchísimo romance comparado con el anterior. En cuanto a la acción, me entretuvo. En cuanto al misterio, me sorprendió —principalmente la identidad del asesino, algunos secretos guardados y, por fin, la verdadera identidad de Celaena—. Y el romance, lo amé. Para ser completamente sincera, fue el romance lo que me arrastró a través de las págs. del libro con desesperación, primero por ver qué pasaba, luego por ver cómo se arreglaban. Nunca doy demasiada importancia al romance a menos que éste demuestre ser especial y de una gran calidad.
Pero hay tres cosas que quiero destacar:
Amo a Chaol. Desde el primer libro me quedé prendada de él, a pesar de su seriedad constante. Dorian no causó gran impresión en mí, aunque tenía más protagonismo. Chaol, en cambio, acá es el centro y me encanta haber visto que hay mucho más en él y cómo encaja con Celaena a la perfección. Toda su relación fue vertiginosa y hermosa, desde las miradas furtivas, las sonrisas, los besos y el sexo. Porque sí, llegamos a eso, mucho más rápido de lo que yo esperaba. Al concluir el primer libro, pensé que Trono de Cristal establecía el mejor triángulo amoroso que he leído en mi vida, porque era imposible determinar a quién escogería Celaena. Ahora, puedo determinar que Chaol tiene que estropearla muchísimo —y me refiero a muchísimisimo— para que elija a alguien, el que sea, sobre Chaol. Por eso creo que el final de esta historia de amor está cantado, y no tengo ninguna queja sobre el asunto. Dorian es dulce y atractivo, pero Chaol es simplemente perfecto.
No puedo creer, por otro lado, que la autora matara a Nehemia. Al principio pensé que había fingido su muerte. Lo deseé y creí por bastante rato, hasta que el espíritu de la princesa apareció y esa fue mi confirmación. Y el saber que murió para que Celaena aceptara su destino me pareció tan valiente como estúpido. ¿En serio? ¿No había formas más fáciles de conseguirlo? Aunque su destino estaba echado y hay que aceptar con admiración que ella lo llevó con honor.
Y por último, la revelación de la verdadera identidad de Celaena. Fue toda una sorpresa. La verdad, me dejó con la boca abierta. Y, a pesar de que me esperaba algo como eso, no que apuntara nunca en esa dirección. Que Celaena fuera mágica, lo dábamos por hecho. Que sea descendiente de hadas asombra, pero no tanto. Que sea noble podía sospecharse, pero la confirmación nos hace levantar las cejas. ¡Pero que sea una reina! No sé si me encuentro conforme con esa revelación. Por un lado sí, porque era totalmente inesperado. No me lo hubiera visto venir en años, principalmente por la dura vida que lleva ella. Si sabes que sos una reina perdida, ¿dejarías que tan tiránico rey encarcelara a tantos, matara a otros y vos te harías asesina y prisionera? Creo que esto todo pasó porque, a pesar de lo audaz y valiente que puede ser ella, tiene mucho de cobarde.
Por otro lado, no me agrada el hecho que sea una reina. ¿Por qué simplemente no podía ser alguien normal, corriente, de baja cuna? ¿Por qué en todas estas historias terminamos descubriendo que la protagonista desciende del más alto linaje o tiene un trono esperándola en alguna parte? No sé. Para mí eso cambia totalmente la perspectiva que se puede tener del personaje: en vez de ser una huérfana criada por asesinos, es una reina huérfana criada por asesinos, encarcelada por un año, torturada y al servicio del mismo hombre que mató a su familia. Y ella tan pancha como en casa. No me cierra, pero al menos acepto un poco más la actitud de Nehemia al llamarla «cobarde».
Capaz la única manera de entender a Celaena sea que ella se haya desprendido de su verdadero pasado, haya aceptado que realmente no era nadie y haya deseado su libertad como Celaena y no como reina. Y que teme tanto al rey que es capaz de dejar que los reinos se pudran con tal de no armar una rebelión propia contra él. Este nivel de complejidad del personaje aún está por explorarse.

NOTA: 10 (diez)

CONCLUSIÓN FINAL:
Una excelente continuación, mejor que el primer libro, más atrapante e intrigante. Más misterios, revelaciones, romance y acción. Imperdible.

No hay comentarios: