Yo soy miembro de:

lunes, 31 de marzo de 2014

SAGA HIJA DE HUMO Y HUESO: HIJA DE HUMO Y HUESO (1/3)



Vuelvo a aclarar: voy a separar esta reseña en cuatro puntos: «de qué se trata», «opinión personal», «nota» y «conclusión final». Sólo «opinión personal» tiene spoilers; el resto pueden leerlo sin problemas si no leyeron ya el libro. Están avisados!

GÉNERO: Fantasía, misterio, Romance.

AUTOR: Laini Taylor.

PERSONAJE FAVORITO: Zuzana, Karou.

PERSONAJE ODIADO: Kaz, Chiro, Thiago.

DE QUÉ SE TRATA:
Karou es una chica de diecisiete años que estudia arte en Praga, aparentemente normal… excepto porque hace encargos misteriosos y un tanto desagradables para su jefe, Brimstone, que es una quimera que cumple deseos. Mientras de día lleva una vida normal, por la tarde vive entre criaturas que parecen salidas de cuentos de hadas. A pesar de que son su familia, son más los secretos que le ocultan que la seguridad que le dan.
Hasta que un día, su camino se cruza con un ángel llamado Akiva… y todo se desmorona. Ahora, sola en el mundo, debe encontrar su camino de vuelta a «casa» y hallar las respuestas que su «familia» buscó ocultarle, revelando un pasado sobre sí misma que nunca podría haber imaginado…

OPINIÓN PERSONAL:
La novela comienza con la frase «Un ángel y un demonio se enamoraron… y no terminó bien». Y luego nos relata por varios capítulos las vivencias y deseos de Karou. Con esa introducción y el título de la saga «Hija de humo y hueso», me estaba preparando para leer otra novela sobre nephilims, esta vez hijos de un ángel y un demonio. Creí que Karou sería una de ellos y por eso su aspecto humano pero al mismo tiempo su espíritu propenso a la magia.
No podría haber estado más equivocada… y ese es un punto a favor. La novela me sorprendió cuando dio un giro y me reveló el pasado de Karou y no era nada de lo que yo esperaba. Incluso llegué a imaginar que Akiva era el ángel, Madrigal el demonio y, por lo tanto, Karou la hija, lo que le hubiera dado un giro enfermizo al asunto. Pero nada de eso. Tocó un tema (y otros varios) que yo tanto adoro: la reencarnación. O al menos un tipo de reencarnación.
Empecemos por el principio. Estaba indecisa que leer y éste me estaba dando vueltas en la cabeza. Lo medité por dos días y finalmente me decidí por éste sobre Puro de Julianna Baggot y Los elegidos, de Marianne Curley. No me arrepiento. El libro me encantó desde el momento uno y estoy feliz de haber leído tan rica historia.
Al principio casi no lo agarro. Pedí consejos en grupos sobre que era preferible leer de mis opciones, enfatizando que no quería ningún romance. Me dijeron que éste lo tenía… y aún así le di una oportunidad. Tenía miedo de que me decepcionara como Delirium, donde el mundo y la aventura planteados son re buenos pero luego el romance es lo único que importa y ya no pasa más nada. Y a pesar que hacia el final del libro, el romance pasa a ser lo más importante en HdHyH, no lo suficiente para despreciarlo.
¿Por qué? Porque se centra en el romance, pero dentro de una trama mucho mayor y más importante: una guerra milenaria entre ángeles y demonios (llamados aquí serafines y quimeras). Suena común a todo lo que está en el mercado ahora, pero tiene un muy interesante vistazo y es que al principio no tenemos ni idea por qué empezó esta guerra. Eso es una de las tantas dudas que nos carcomen. Y, cuando lo sabemos, uno no sabe simplemente de qué lado ponerse. Porque ambos bandos están acertados en odiarse y en pelear.
Por eso, para un ángel y un demonio que se encuentran y experimentan algo como el amor, la paz y la esperanza es las únicas opciones. Pero conseguirlo puede llevar a terribles consecuencias. Akiva vuelve a encontrar a su amada en Karou, una quimera resucitada, y ante ellos se plantea el mismo problema que en la reencarnación pasada: son enemigos, ambos han matado y sus estirpes les prohíben estar juntos… Hasta que una verdad para poner fin a la guerra amenaza con poner fin también a su amor.
El libro toca temas como portales, otros mundos, magia, resurrección, guerras milenarias y deseos. Un recipiente de todo que podría haber sido desastroso en otra historia u otras manos, pero aquí se adecúa a la perfección. Sí, tiene romance y el romance es el responsable de toda la historia. Pero ni por un momento piensen que eso es lo único que tiene.

NOTA: 10 (diez)

CONCLUSIÓN FINAL:
Si disfrutas de las batallas entre ángeles y demonios, portales a otros mundos, magia, deseo y un amor que lo trasciende todo, éste es tu libro. Una historia que le cuesta encontrar su ritmo al principio, pero atrapa desde el inicio y más tarde te lleva por un vertiginoso viaje al pasado y una guerra milenaria, con terribles verdades y traiciones. Imperdible!

No hay comentarios: