Yo soy miembro de:

domingo, 13 de abril de 2014

SAGA HIJA DE HUMO Y HUESO: DÍAS DE SANGRE Y RESPLANDOR (2/3)



Vuelvo a aclarar: voy a separar esta reseña en cuatro puntos: «de qué se trata», «opinión personal», «nota» y «conclusión final». Sólo «opinión personal» tiene spoilers; el resto pueden leerlo sin problemas si no leyeron ya el libro. Están avisados!

GÉNERO: Fantasía, Acción, Romance.

AUTOR: Laini Taylor.

PERSONAJE FAVORITO: Zuzana, Hazael, Mik.

PERSONAJE ODIADO: Thiago, Ten.

DE QUÉ SE TRATA:
Karou por fin descubre la verdad sobre sí misma y la verdad sobre las terribles acciones que ha hecho Akiva cuando creía que estaba muerta. Incapaz de perdonarlo, viaja a Eterz a verlo con sus propios ojos y descubre no sólo la agonía de su pueblo, sino a sus sobrevivientes.
Así que Karou se enfrasca en la única tarea que sólo ella puede hacer: preparar al ejército que acabará con la amenaza de los ángeles de una vez por todas, con sangre y violencia…
En el otro lado del universo, Akiva está arrepentido de sus acciones y, para redimirse, buscará cumplir con el sueño que él y Madrigal soñaron alguna vez: la paz entre sus especies…

OPINIÓN PERSONAL:
El libro comienza un poco lento, planteando personajes nuevos muy interesantes pero que, a la vez, son sólo un pantallazo general de lo que pasa en Eterz. Lo cual no es nada agradable… Estos personajes luego ganan un poco de importancia, pero sus destinos no se resuelven aquí. Espero que la autora los retome en el tercero o sería una pérdida de buenos personajes.
Karou, luego del final del primer libro, tarda en aparecer y eso causa expectativa y un poco de irritación cuando tarda un poco más de la cuenta. Pero finalmente lo hace y vemos que ha hecho en todo ese tiempo que la autora nos estaba “distrayendo” con otros cuentos.
Prometí que iba a juzgar este libro con estricta mano, por que el primero me había encantado y quería que el segundo lo superara o que, al menos, mantuviera el nivel que yo esperaba de él. Por eso, me cuesta poner su nota de manera objetiva, primero porque acabo de terminarlo, segundo porque me ha encantado y un muy buen desenlace está eclipsando tal vez todas las posibles quejas que tenga de él. Si es que hay alguna. Realmente no puedo recordarlas.
Excepto su lento principio, que se extiende tal vez unas más de 100 págs —tal vez necesario pero lento en comparación con el primero que no daba respiro al estar descubriendo todo este mundo nuevo—, luego la historia agarra velocidad y nunca para. Se mantiene medianamente constante y eso es bueno, así que eclipsa el chasco primero.
Conocimos personajes buenos e interesantes y tuvimos oportunidad de profundizar en aquellos que ya conocíamos pero no tuvimos oportunidad de verlos desplegarse demasiado en el libro anterior. Por ello, comenzaré con unas breves impresiones que me dejaron durante este libro:
Karou paso de ser una gran heroína a poco más que una herramienta en este libro. Y eso me irrita. Al descubrir su pasado como la guerrera Madrigal, pensé que la fortalecería, pero parece no haberlo hecho. No es Madrigal, y eso en parte lo agradezco. No hay un gran juego de dobles y eso es bueno, porque yo quiero seguir viendo a Karou y Madrigal sólo me interesa como lo que es: un pasado vivo e importante, pero pasado al fin. Karou es una herramienta de Thiago y, a pesar de su pasado como asesino de ella, se deja engañar muy fácilmente por él, se pasa mucho tiempo sintiéndose culpable y definiendo sus sentimientos por Akiva, al que ahora dice odiar. Sí, Akiva hizo algo imperdonable, pero la manera en que lo desprecia, lo trata y recibe parece más la actitud de una pendeja que de un alma que ya ha vivido cerca de treinta años. A pesar de que sigue siendo alguien capaz de defenderse y admirable en varios aspectos, a veces irrita y cansa. Sólo recupera un poco de respeto cuando Thiago intenta violarla y ella pone todo de sí para evitarlo.
Akiva me parece demasiado débil. Su amor por Karou/Madrigal es bonito y todo, pero me hace sentir que es un Peeta más. Fuerte en sí mismo, pero eclipsado demasiado por el amor hacia y la fuerza de la protagonista. Por momentos, roza lo exagerado, como cuando se preocupa por Karou cuando la atención debería estar en su hermano muerto. Sin embargo, cerca del final de este libro, Akiva alcanza un plano más importante en la guerra, como cabecilla de la rebelión, asesino de su padre —emperador y cabecilla de la guerra— y desatando un poder que mueve mundos, literalmente. Hay algo oculto dentro de él y estoy muy interesada en saber qué. Saber qué pasó con su madre es lo que motiva ahora su magia como algo puro y mágico, y es interesante su origen. Por otro lado, se une a sus hermanos, piensa e inicia la rebelión de los ángeles, por lo cual es el papel más activo que ha tenido hasta ahora. Espero que la autora lo mantenga durante el tercero.
Los hermanos Hazael y Liraz aparecen mucho acá y no enamorarse de Hazael es casi imposible. Es simpático, gracioso, compasivo, resuelve todo con una sonrisa, sociable… y es por eso que perderlo es lo más duro del libro. Sí, muere. Es duro y predecible, no porque se lo vea venir, sino porque era medio raro que todos salieran sanos de ahí. Esperaba su regreso a manos de Karou con ansías y, cuando casi pasa…. ¡oh, qué feliz y esperanzada estaba! Pero la autora me lo arrebató de un plumazo, y ¡cómo dolió! Mucho más que la muerte en sí. Liraz por fin entiende razones y es bueno tenerla de este lado, pero nunca podrá compensar a Hazael. Nadie lo hará.
Zuzane y Mik simplemente se pasan. Todo el romance del libro pasa por ellos y su química, amor y gracia llena todo el libro. No sólo entre ellos. Su relación con Karou y las quimeras se afianza y es imposible no admirarlos, respetarlos y amarlos. Zuzane es, simplemente, el personaje más carismático y gracioso, superando a Hazael, y con Mik hacen la perfecta química. ¡Quiero un amor como el suyo!
En cuanto al romance, me sentí algo decepcionada. Pensé que habría más y deseaba una especie de reconciliación de Karou y Akiva, o al menos hubiera más charlas para que ella viera todo lo que él estaba haciendo. Pero no. Lo cual en parte está bueno, porque es lo que te mantiene expectante. Resuelto, ya no tendría gracia. Supongo lo guarda para el tercero. Además, lo que hizo Akiva es difícil de perdonar, por más que otras de las cosas que hizo en este libro comienza a compensarlo. Mi teoría: habrá un sacrificio de parte de Akiva —esperemos que no implique morir de en serio— y Karou sentirá tal desesperación que vivirá lo que Akiva en carne propia como cuando fue lo de Madrigal, y por fin entenderá y podrá iniciar la recuperación a perdonarlo.
El misterio no abunda tanto como el primero, pero lo hay y atrae. La acción abunda más y eso se agradece. La magia también y es increíble ver a Akiva desplegarla —incluso a Zuzane (súper-emocionada por ello) y Mik—.

NOTA: 10 (diez)

CONCLUSIÓN FINAL:
Juzgué a este libro con mano más firme que al primero y me encantó de igual manera. A pesar de lo descripto en opinión personal, con algunos vaivenes, el resultado sigue siendo una magistral pieza de literatura. Impaciente por el tercero!

No hay comentarios: