Yo soy miembro de:

lunes, 4 de marzo de 2013

SAGA PARANORMAL: PARANORMAL (1/3)


Bueno, prometí que mi próxima reseña iba a ser sobre Insurgente, el segundo libro de la saga Divergente. Pero qué puedo decir? No pude terminarlo. Intenté avanzar, pero lo encontraba aburrido, predecible y terminé por dejarlo de lado.

Así que comencé con Paranormal, de Kiersten White. Ya la tapa te da la impresión que es una típica historia de amor adolescente. No estaba equivocada. Pero tiene otras cosas interesantes.

Les aclaro: un libro con solo una historia de amor como tema central me aburre. Es bien Crepúsculo, y no lo tolero. Gracias al cielo, Paranormal tiene una historia de amor, pero está acompañada por otros temas, así que no se sufre tanto.

La historia comienza con Evie, una joven de 16 años que trabaja para la Agencia Internacional de Control Paranormal, que debido a su habilidad para ver debajo del glamour de las criaturas, es ideal para ubicarlos y etiquetarlos. El glamour es aquello que todos los seres paranormales utilizan para parecer humanos ante los humanos normales. Pero Evie no es normal. Ella ve sus verdaderos rostros. A lo largo del libro, tenemos una gama de seres fantásticos que van desde los vampiros (no exageradamente hermosos, gracias al cielo!), los hombres lobos (no exageradamente musculosos, gracias al cielo!), las hadas, los trolls y las brujas hasta especies que no sabemos muy bien el nombre.

Eso es lo más interesante. Ver el mundo sobrenatural detrás de esta historia es lo primero que llamó mi atención. Y es entretenido y muy rico, pero para la mitad del libro esto pierde importancia para concentrarse en el amor de la protagonista y el enemigo que está asesinando paranormales.

El libro se hace llevadero y es gracioso en algunas partes. La protagonista es interesante, a pesar de que se la pasa quejando de que quiere tener una vida normal (algo que me desagrada un poco ya que... por Dios, quién quiere ser normal!?). En fin, el final es un poco apurado, deja misterios no muy interesantes abiertos (con palabras que no tienen mucho sentido, profecías y conversaciones que no llevan a nada), los que parecían ser malos no lo son tanto (pero es un tanto predecible) y no hay ninguna gran batalla épica.

Igualmente, vale la pena leerlo. La protagonista es simpática y el protagonista masculino divino, el personaje que más rescato.

Le doy un 7 (siete)!

Mi próximo libro es el primero de la saga Cazadores de Sombras. Esperemos no abandonarlo por la mitad, así que será mi próxima reseña. Gracias por leer!


2 comentarios:

Tomoyohime dijo...

Al fin lo leí y al fin puedo comentar.

Olvidaste en tu descripción todas las características de Evie, que son las que la hacen una linda Mary Sue completa: alta para su edad (15, no 16, porque hablaba de que su cumpleaños todavía no había llegado y sucede en medio de la trama), pelo rubio platinado, ojos grises tan pero tan claros que es casi como si no tuvieran color en absoluto al punto de ser inimitables (dicho por otro personaje), perfecta en su sentido de la moda (puros rosados, fucsias y tacos aguja), sentido del humor excelente (según ella misma, claro), alegre, vivaz, amena, sin conflictos internos por el trabajo que realiza porque sus convicciones son verdaderas, tan buena en su trabajo en IPCA que ya a los 13 años la dejaban ir sola en las misiones y era una agente completa e independiente. Por su sola existencia se creó IPCA, que antes sólo era APCA, pero como apareció ella a los 8 años, con su inigualable e inimitable poder de ver a través del glamour, único en el mundo, tan especial como ella misma, las agencias de control de los paranormales a través del mundo dejaron todas sus diferencias de lado para unirse en una gran familia con ella en el centro con su útil poder para descubrir a los paranormales bajo cualquier disfraz. ¿Dije que es tan importante porque es único en su existencia en el mundo entero? No nos olvidemos que el lugar se rige por las leyes de la sociedad humana y bajo las mismas ella sigue siendo una menor que tiene que estar a cargo de alguien, pero como es tan buena en su trabajo, desde los 13 años (ya que ella dijo que hacía dos años que no mandaban escolta con ella) es una agente completa en la organización, claro. Y por esa misma habilidad también es capaz de darse cuenta de las cosas que nadie más puede ver y que van a resultar importantes para detener el conflicto con ayuda de su característica impulsividad que nadie nota pero siempre está guiada por el instinto correcto para salvar el día. Conflicto que, por supuesto, se centra en ella por su misma especialidad.

Como diría Evie, "soy tan especial". Obviamente, con una vida rodeada de paranormales a los que electrocutar con su picana rosa llamada Tasey (por taser, en inglés), ella se siente atraída todo el tiempo hacia la vida normal, que sólo conoce desde los 8 años (antes de eso estuvo en el sistema de orfanatos, siendo mandada de una casa a otra todo el tiempo) a través de su novela favorita, Easton High, en la que pasan todas las cosas que suceden en las telenovelas más exageradas, y que la hacen añorar una vida sin lo aburrido de ser la estrella de IPCA, la razón de su existencia y tan única e inimitable.

Me dirán que esto es una exageración quizás, pero no es así. La historia está narrada en primera persona y esto es lo que dice la prota. No hay ninguna palabra agregada ni fuera de contexto. Es más, ni siquiera está bajado de tono. Lo único que salva a esta Mary Sue es que la autora dejó de lado todo intento de prosa púrpura (ya saben, la prosa cargada hasta el punto del asco de adjetivos y descripciones tanto físicas como emocionales exageradamente detallistas con las cuales una autora intenta ganar la simpatía del lector, pero que terminan haciéndote odiar al personaje del asco que provoca tanta repetición verborrágica). Es más, la completa falta de detallismo personal exagerado junto con la actitud autosuficiente, superada y hasta sobradora del personaje me hacen pensar más en una obra hecha como burla a todo el género del "romance sobrenatural" y a las Mary Sue que brotan de todas esas historias de fantasías autocomplacientes que tan en voga están para las masas de adolescentes insatisfechas. Es gracias a esta falta de melodrama que la historia es amena, rápida de leer y fácil de digerir sin mucho efecto secundario salvo el de pasar el rato con algo liviano. Además es un libro corto debido seguramente a toda esa falta de exageramientos, que son los que componen una gran parte de este tipo de historias.

Tomoyohime dijo...

Como siempre, me quedo con la mitad de espacio cada vez que escribo. Así que aquí va mi conclusión.

Es interesante para leer y comparar esta obra hecha de forma sencilla y amena y en toda honestidad hecha para que pueda leer un público infantil ya que no sexualiza todo a su alrededor como si fuera lo único existente en el mundo. Comparar porque en su sencillez es tanto o más profunda que libros como los de CDS, que se pierden en detalles que luego ignoran y hasta contradicen para no tener una base ni una estructura, y todo para que el romance central se haga más importante y deje de lado todo el resto. Esta es otra razón por la que pienso que quizás la autora no quiso hacer una historia exacerbada de romance sino mostrar la estupidez de todas las que salen con exactamente la misma premisa por todos lados. Y lo logró. Es exactamente una más del montón de los calcos actuales, pero al mismo tiempo le falta la cantidad de prosa que la hacen una más del montón de fantasías húmedas autocomplacientes, y por esta misma falta material tampoco llega a tener el tamaño por cantidad de páginas de estas llamadas "novelas". Claramente la autora descubrió de dónde salen la cantidad de hojas extras de esos libros gruesos y la evitó, mostrando que no hace falta ser novela grande para tener exactamente la misma cantidad de material argumental que el resto.

No se si darle calificación al libro porque no me decido si hacerlo como libro juvenil o como libro infantil. Quizás lo más correcto sería darle un 5 y aglomerar ambas categorías.