Yo soy miembro de:

viernes, 17 de diciembre de 2010

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.


Antes que nada esta reseña contiene spoilers desde su sinopsis y por supuesto la reseña también, así que corre por su cuenta el leerla.



La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.

Autor: Stieg Larsson
Titulo original: Flickan som lekte med elden. Millennium 2
Paginas: 731
Editorial: Ediciones Destino - colección Áncora y Delfín

Sinopsis:

Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas ni a los mensajes de Mikael, que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Lisbeth se cura las heridas de amor en soledad, aunque intente distraer el desencanto con el estudio de las matemáticas y ciertos placeres en una playa del Caribe.

¿Y Mikael? El gran héroe, vive buenos momentos en Millennium, con las finanzas de la revista saneadas y reconocimiento profesional por parte de colegas y otros medios. Ahora tiene entre manos un reportaje apasionante sobre el tráfico y la prostitución de mujeres procedentes del Este que le han propuesto una pareja, Dag y Mia.

Las vidas de nuestros dos protagonistas parecen haberse separado por completo, pero entretanto... una muchacha, atada a una cama, soporta un día tras otro las horribles visitas de un ser despreciable y, sin decir palabra, sueña con una cerilla y un bidón de gasolina, con la forma de provocar el fuego que acabe con todo.


Ya habiendo leído los tres libros que completan la trilogía debo decir que el mejor libro de los tres es el primero pero eso no quiere decir que en los dos siguientes no se pueda apreciar la maestría que tenia Stieg


Mi opinión/ reseña:
El libro esta dividido en 4 partes. Asesinatos- traiciones- desamor- amor- amistad transcurren a lo largo de toda la novela. De lectura sencilla dentro del todo...puedes perderte un poco con el enredo de personajes pero vuelves sobre la marcha al rato.

Comienza con un breve prologo donde se ve a una niña cautiva a punto de cumplir 13 años que sueña con una cerilla y un bidón de gasolina para quemar al hombre que la retiene. Con este prologo de introducción que te implanta la semilla de la curiosidad (aunque no tan fuerte como el primer libro) volvemos a enfocarnos en la vida de esa extraña joven con el tatuaje de dragón y en la del polémico periodista con fama.

El final del los hombres que no amaban a las mujeres dejaba a una Lisbeth sufriendo una desilusión con respecto a Mikael y ahora cada uno a tomado rumbos diferentes
La extraña chica se toma el viaje de su vida que incluye un nuevo cambio a nivel físico e intentar olvidar la piedra que molesta en su corazón
EL periodista Mikael se encuentra confundido al no saber por que de un día para otro Lisbeth lo ha eliminado de su vida, lo ignora, no atiende sus llamados y para el colmo ha desaparecido, entonces comprende que si ella no lo quiere en su vida él no tiene por que ser un estorbo.

Mikael .en la anterior reseña dije que este personaje no me terminaba de convencer y una vez más siento esa inconformidad con respeto a él, sigue siendo el adicto al café como todos los demás protagonistas y no tan protagonistas, sigue siendo el mujeriego sin compromisos al que las mujeres le caen del cielo y más ahora debido al éxito de su ultima investigación y después de su gran éxito un nuevo caso propuesto por un matrimonio (un periodista de criminología y una criminóloga e investigadora de género) introduce a Mikael en un reportaje sobre el tráfico y la prostitución de mujeres.

Lisbeth irritada molesta con Mikael se va de viaje por su cuenta ahora que tiene la libertad en sus manos, pasa por una clínica..se hace un viajecito por distintas partes del mundo, un polvo ocasional, un par de tornados que azotan la isla vacacional y una nueva obsesión: Las matemáticas. ...
A la vuelta de su gran viaje decide renovar su vida, un nuevo sitio para vivir, un nuevo “amor”..

El antiguo cuidador de Lisbeth se recupera de su accidente y el actual “cuidador” busca vengarse de Lisbeth mientras Kalle (Mikael) junto a el periodista de criminología y la criminóloga e investigadora de género se van introduciendo en aguas peligrosa durante la investigación ...Sin embargo pasara bastante tiempo antes de que Lisbeth con sus habilidades de Hackers se meta en la computadora de Mikael y descubra que dicha investigación es realmente peligrosa...y de alguna manera la frase “el mundo es un pañuelo” termina involucrando a todos los presentes: Al punto de que Lisbeth termina siendo acusada de un triple asesinato y Mikael intentará llegar al fondo a pesar de que ella quiera mantener la mayor distancia posible.
Y llegando al final del libro te atrapa toda la tensión, la acción, las muertes ( y casi muerte), y la forma en que termina que te deja deseando más.


No hay dudas que Stieg Larsson posee una excelente capacidad para establecer lazos, vinculos y relacionar a todos en una misma situación. Y que el personaje que es el enganche sin dudas es Lisbeht quien en este libro tiene más protagonismo que en el anterior.
Esta un poco mejor en cuanto a explicaciones de más que sobraban en el primer libro.

Ahhh lo olvidaba: el café una vez más debería auspiciar la trilogía aunque en este caso se lo mencionaba un poco menos.


Si quieres leerlo debes tener en cuenta que contiene:

- Escenas de Violencia
- Lenguaje adulto
- La protagonista Lisbeth en el aspecto sexual mantiene relaciones tanto con hombres como con mujeres


Puntaje: un 4 (en la escala del 1 al 5)

No hay comentarios: