Yo soy miembro de:

martes, 4 de noviembre de 2014

SAGA LA DECLARACIÓN. LA DECLARACIÓN (1/3)

Vuelvo a aclarar: voy a separar esta reseña en cuatro puntos: «de qué se trata», «opinión personal», «nota» y «conclusión final». Sólo «opinión personal» tiene spoilers; el resto pueden leerlo sin problemas si no leyeron ya el libro. Están avisados!

GÉNERO: Distopia.

AUTOR: Gemma Malley.

PERSONAJE FAVORITO: -

PERSONAJE ODIADO: Señora Pincent.

DE QUÉ SE TRATA:
Anna es una Excedente. Eso quiere decir que no merece estar en este mundo. Luego de que los humanos descubren la fuente de la vida eterna, una droga que les priva de envejecer, se forma la Declaración, una ley que prohíbe tener hijos a menos que renuncien a la droga porque el mundo ya no puede albergar más seres humanos. A los hijos fruto del crimen de no atenerse a la ley se les llama Excedentes y son apartados de sus padres y entrenados para ser sirvientes.
Anna es una adolescente de quince años que vive tranquila en el instituto Grange Hall y sueña con ser una empleada valiosa. Sin embargo, el arribo de Peter trastocará todo su mundo cuando él alega conocer a esos padres que ella aprendió a odiar y declara que conoce una manera de escapar de allí. Ahora Anna tendrá que decidir si quiere atenerse a las reglas de la sociedad o desafiar todo para lo que ha sido criada con tal de tener una imposible libertad…


OPINIÓN PERSONAL:
El primer error de este libro: comienza hablándote en primera persona (Anna) para luego cambiar a tercera la mayor parte del libro, con algunas ocasionales variaciones aquí y allá. No sé si ese problema es del libro original o de la traducción hecha pero es muy confuso y ya de entrada baja algunos puntos.
En la primera mitad tuve el problema de no sentir gran interés por este mundo o por sus protagonistas. La idea de que la gente viva para siempre es interesante, pero usar a niños como mano de obra y que esto sea aceptado por todo el mundo (bueno, casi, dado que hay un Movimiento Subterráneo que está en contra de la Declaración) no me cierra totalmente. Me parece sumamente egoísta, pero bueno, tal vez ese es el punto.
Por otro lado, Anna me parece demasiado sumisa y poco inteligente. Esto tiene su justificativo: ha sido criada desde pequeña para saber poco y hablar menos. Sólo obedecer. En este caso, el personaje tiene sentido. Pero es sólo que no tolero a esta clase de personajes. Y el hecho de que un chico al que conoce hace sólo unas dos semanas sea el que trastoque todo su mundo está tan trillado que ya me satura.
¿Dónde está ese valiente héroe que odia el status quo y quiere pelear no porque alguien más le dice que tiene que pelear, sino porque quiere o sabe que merece algo mejor? Bueno, esa labor podría recaer en Peter, pero tampoco se gana mi afecto, ni como héroe ni como príncipe azul.
Por suerte, no hay una historia de amor. O no hay una historia de amor bien conseguida si era lo que pretendía la autora. Porque realmente no siento vibra entre ellos. Si Malley quiso darle al libro una historia de amor, falló estrepitosamente y me alegro, porque el romance es lo que menos me importaba del libro. De todas maneras, estos chicos recién se conocen y las demostraciones de afecto o momentos hot son pocos, lo cual le da sentido en vez de todas esas novelas juveniles donde los personajes se enamoran con solo verse (Agg!).
Lo que sí tiene de bueno es que se pone emocionante en la segunda mitad y remonta un poco el vuelo. Anna se rebela y podemos ver un carácter un poco más admirable que el anterior de sumisa completa. Por otro lado, hay algunas sorpresas inesperadas, como enterarnos quiénes son los padres de Peter (aunque me pareció súper apresurado el tema como fue planteado y, una vez presentado, súper predecible) o la muerte de los tan esperados padres de Anna (aunque sólo demuestra que los autores de hoy en día tienen que dejar huérfanos a los héroes o, aparentemente, estos no pueden presentar batalla).





CONCLUSIÓN FINAL:

En fin, es un libro que se hace algo pesado por momentos, no es tan llevadero a pesar de sus muy pocas páginas y tiene cosas tan clásicas de las distopias de ahora que me muero por leer algo diferente. De todas maneras, la idea es interesante así que le doy al libro un aceptable. No creo que vaya a leer el segundo porque, claro, es una trilogía. 

No hay comentarios: